La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
«  
  »
L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Pista Piedrafita. LASTRA NO SABE LO QUE ESCRIBE PORQUE QUIERE MIRAR A OTRO LADO (06/03/2018)

NOTA DE PRENSA

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies (CEA) lleva denunciando desde 2016 la desastrosa actuación del Ayuntamiento de Aller en la pista que va desde Llananzanes a Piedrafita, antigua senda peatonal (PR-AS 265).Tras reiteradas solicitudes acerca de los acuerdos que en ese departamento se hubiesen adoptado con respecto a la citada pista ilegal, la Coordinadora consigue la información pública requerida de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente (mediante resolución de fecha 6 de febrero de 2018 suscrita por el Consejero, Sr. Fernando Lastra). El análisis de la Resolución y de los tres documentos adjuntos nos sume en la perplejidad con respecto a la capacidad de la Consejería -y del Consejero- para atender a sus obligaciones y cumplir la ley.

En esta obra, se aprovechó el permiso concedido para limpieza y desbroce del camino, para algo muy distinto: abrir una pista de más de 7 m. de ancho en algunos puntos, devastando toda la vegetación que se encontraron a su paso, incluyendo árboles de gran porte, además de crear unos taludes de gran pendiente con fácil desmoronamiento. Prueba de ello es que actualmente el camino está cortado por arrastres y el Aparejador municipal dado el peligro que supone para las personas advierte en sus informes de que debe ser cerrado e impedir su utilización.

La obra fue realizada en un Monte de Utilidad Pública, Zona de Especial Conservación (ZEC), Según el informe del Servicio de Espacios protegidos y Conservación de la Naturaleza la actuación se enmarca en una Zona de Especial Conservación para la Aves (ZEPA) de la red Natura 2000 y de distribución actual del urogallo cantábrico y oso pardo, ambas en peligro de extinción.

Haciendo caso omiso de todo ello, la Alcaldía de Aller pagó por esta obra y ello pese a que no existió proyecto técnico de obras, ni licencia urbanística municipal, ni se obtuvo autorización ambiental, ni como constata el informe de la CUOTA se solicitó la preceptiva autorización previa. Ahora sabemos también que el informe del aparejador municipal recoge que “las obras ejecutadas poco o nada tienen que ver con la autorización para mejora de camino permitida y autorizada”, en referencia al permiso inicial de Montes. También sabemos que el Ayuntamiento ha iniciado gestiones a posteriori para intentar legalizar esta pista, lo cual supondría otra ilegalidad mas. No estaría mal recordar en este punto las declaraciones del alcalde y de algunos ganaderos sobre sus objetivos para esta obra (La Nueva España del 29.07.2016).

Es preciso recordar que por resolución de Alcaldía de Aller se acordó el abono de una factura por importe de 5.082 euros, en concepto de “días de obrero palista”, a cuenta de esta obra, y ello pese a que carecía de (1) licencia urbanística, (2) Autorización previa de CUOTA, (3) informe ambiental y (4) sabiendo que según el informe del aparejador municipal, “las obras ejecutadas poco o nada tienen que ver con la autorización para mejora de camino permitida y autorizada”, en referencia al permiso inicial de Montes.

Con todos estos datos y ante la falta de actuación por parte de la Consejería de Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, hemos presentado denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente. Como consecuencia, el Ministerio Público ha encontrado indicios razonables de delito en la actuación del alcalde y del entonces concejal de ganadería del consistorio allerano. Además, la Fiscalía está investigando a los funcionarios autonómicos que puedan ser corresponsables de los hechos.

Y es ahora, ante la intervención de la Fiscalía, cuando desde el Servicio de Espacios Protegidos y Conservación de la Naturaleza deciden proponer expediente sancionador , el 12 de Enero de 2018 el Consejero Sr. Lastra todavía nos reconocía en un escrito que no había ninguna actuación por parte de su Consejería.

Se nos aporta un Informe de 24 de agosto de 2017, del Servicio de Impacto Ambiental, donde se opina sobre consulta del Ayuntamiento de Aller para legalizar las obras ejecutadas (23/06/17). Sí todo lo que ese Servicio reconoce haber actuado es esto, sería mejor prescindir de sus responsables, salvo que algo se nos oculte. Es decir, reconocer que se tenía que haber evaluado esa actuación, y no pensar que hay que actuar al respecto, omitiendo cualquier proceso informativo, ni tan siquiera proponiendo investigar el caso, resulta vergonzoso. Y concluir aportando alguna especie de vía de solución es sencillamente inaceptable.

Igualmente denunciamos y exigimos responsabilidades políticas a la Consejera de Desarrollo Rural y Recursos Autóctonos, puesto que su Servicio de Montes, durante toda la ejecución de la obra, no ha vigilado y protegido el Monte de Utilidad Pública en el que se ubican la actuación ilegal y dañina. En ningún momento parece que la guardería se haya preocupado por hacer un seguimiento y control de la autorización y si alguien lo vio, consintió lo sucedido. De poco sirve que posteriormente hayan propuesto apertura de expediente sancionador sin ningún resultado efectivo.

Desde la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies denunciamos y exigimos responsabilidades políticas al Consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente por hacer caso omiso de nuestras denuncias desde 2016, por tolerar que los Servicios de Espacios Protegidos y Conservación de la Naturaleza y de Impacto ambiental no hayan actuado desde entonces, a pesar del informe de denuncia del Servicio de Montes. Además, su mismo responsable reconoce, que en estos espacios protegidos las actuaciones deben contar con un estudio de evaluación ambiental y considera expresamente que, ante la presencia de estas dos especies en peligro de extinción, “la fragmentación forestal causada por infraestructuras, como una de sus amenazas.”

Todo ello nos demuestra, una vez más, la falta de sensibilidad medioambiental de unas consejerías que a pesar de tener departamentos específicos para la Conservación del medioambiente, hace semejante dejación de funciones como queda patente en este caso, desgraciadamente, uno más.

 

 

Artículos