La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Problemas ambientales

problemas ambientales de Asturias

Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Amplitud y detalle del estudio de impacto ambiental línea de alta tensión entre Soto Ribera y Grado

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies. Con motivo de las consultas sobre la amplitud y detalle del estudio de impacto ambiental de la línea de alta tensión entre Soto Ribera y Grado propuesto por Red Eléctrica (en adelante REE)

EXPONE:

Es imprescindible este estudio por las serias afecciones que genera al entorno inmediato donde se instala y los efectos enlazados que conlleva. Tampoco entendemos si las líneas propuestas tiene un recorrido más amplio, porque solo se tramita el tramo Soto de Ribera a Grado y no la totalidad de la línea. En este punto señalar que un Estudio de Impacto Ambiental debe hacerse de manera global, como un todo, no por partes, si es que se quiere realizar con un rigor mínimo, para que cumpla su función.

Ministerio de Medio Ambiente

Director General de Calidad Ambiental

Referencia: SGEA/MTMM/jsa/20080079LIE

Plaza San Juan de la Cruz s/n

28071     Madrid

                                                                      

Avilés, 30 de abril de 2008

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

Con motivo de las consultas sobre la amplitud y detalle del estudio de impacto ambiental de la línea de alta tensión entre Soto Ribera y Grado propuesto por Red Eléctrica (en adelante REE)

EXPONE:

 

Es imprescindible este estudio por las serias afecciones que genera al entorno inmediato donde se instala y los efectos enlazados que conlleva. Tampoco entendemos si las líneas propuestas tiene un recorrido más amplio, porque solo se tramita el tramo Soto de Ribera a Grado y no la totalidad de la línea. En este punto señalar que un Estudio de Impacto Ambiental debe hacerse de manera global, como un todo, no por partes, si es que se quiere realizar con un rigor mínimo, para que cumpla su función.

 

Ahora mismo en Grado no hay nada más que un proyecto de subestación, muy contestado por los vecinos y el propio Consistorio, por lo que no tiene posibilidades de salir adelante.

 

- Necesidad de la línea:

 

Sorprende que REE indique que se precisa una mejor conexión interregional cuando ya tenemos varias conexiones con otras regiones, y se le olvida citar en la pagina 6 que tenemos con Galicia 3 líneas  de 132 KV que van a Mondoñedo y O’Ceao.

 

Resulta extraño que no se pretenda repotenciar ninguna de las líneas existentes entre las regiones vecinas. El esfuerzo de REE va todo encaminado a hacer nuevas líneas manteniendo las existentes, lo que lleva a una acumulación de impactos negativos.

 

Asturias  produce del orden de 22.000 Mw/h de media anual y tenemos un consumo de 9.000 Mw/h. con lo cual resulta evidente que somos una región exportadora. En todos estos años no hemos  tenido ningún incidente o incapacidad de exportación con las líneas  operativas existentes tal como reconoce la propia REE, que indica que tenemos un nivel de escasa saturación en ellas.

 

Carece de sentido también las nuevas líneas, si tal como ha indicado recientemente el Ministerio de Industria, los nuevos centros de producción eléctrica se tienen que poner en las regiones que son importadoras de energía eléctrica, con lo cual Asturias no tiene futuro de aumentar su capacidad de producción de acuerdo a este criterio estatal, que evitaría las pérdidas que se producen en el  transporte de energía entre regiones. Recordemos que todas las CCAA deficitarias cuentan con proyectos de nuevos centros de generación eléctrica.

 

- Impacto de los emplazamientos:

 

Nos parece necesario para cumplir  la normativa sobre evaluación medioambiental de este tipo de proyectos,  que se recojan las alternativas diversas y viables para el trazado de la línea.

 

- Impacto en la salud de los colindantes:

 

REE viene negando este impacto y en esta memoria lo vuelve a indicar en la página 65, lo que resulta muy sorprendente viendo la importante controversia científica que hay. Aunque es indudable que ejercen efectos biológicos, el papel de las radiaciones no ionizantes como agentes cancerígenos es polémico. Se piensa que, en todo caso, actuarían como promotores tumorales, con escaso o nulo poder inicial para convertir genes normales en oncogenes. En muchos trabajos se ha determinado un mayor riesgo relativo de leucemias, tumores cerebrales y otros cánceres en sujetos que residen en las proximidades de las líneas de alta tensión y entre distintas poblaciones expuestas profesionalmente. La sospecha de asociación más firme se ha establecido con las leucemias infantiles.

La legislación vigente sobre electro polución no protege adecuadamente la salud de los ciudadanos, prueba de ellos es que la legislación esta  obsoleta.

Afirmar que vivir cerca de una línea de Alta Tensión no significa ningún riesgo para la salud y a continuación aconsejar no exponerse a los campos electromagnéticos (CEM), es falso y contradictorio. La contaminación electromagnética en los límites en que se padece en España sería ilegal y totalmente inadmisible en países como Suiza.

 

La legislación española sobre riesgo eléctrico sigue la Norma UNE-ENV 50166-1, que tolera unos límites de exposición enormes, hasta 100 µT para público en general y hasta 500 µT para trabajadores, una norma basada en los estándares del Consejo de la Unión Europea (IRPA-CENELEC), niveles de referencia que no son aceptados por países modernos como Suecia, Suiza e Italia.

 

Sin embargo, esta norma nos sería de aplicación en este caso ya que sólo contempla  efectos a corto plazo, cuando lo que se ha de considerar es obviamente la exposición a largo plazo, laboral o residencial, de la población. 

 

Por otro lado la investigación oficial basada en modelos teóricos obsoletos, considera únicamente el "efecto térmico", y sin embargo múltiples investigadores en Bioelectromagnetismo encuentran "efectos no térmicos" (carcinogénesis, alteración ADN, efectos teratógenos, etc.), con dosis mil veces menores que las legales en España.

 

Los expertos en bioelectromagnetismo sitúan el nivel de riesgo biológico, para exposición permanente, en 200-300 nanoteslas (2-3 miligauss), de campo magnético de baja frecuencia (50 Hz).

En 1992, el estudio del Instituto Karolinska, de Estocolmo, encuentra riesgo significativo con exposiciones de 300-400 nT (3-4 mG), en un estudio a largo plazo sobre 500.000 personas que viven cerca de líneas de Alta Tensión.

 

Diversos países siguiendo el modelo sueco, aplican el principio de precaución y señalan el límite máximo de 2,5 mG (0,25 µT), para exposición permanente de las personas al campo electromagnético, dado que a partir de este nivel las investigaciones en Física Médica observan potenciales efectos neurológicos, inmunitarios, y cancerígenos a largo plazo, un nivel por otra parte que se reduce cada año, en tanto progresa la investigación en Bioelectromagnetismo.

 

Este es el nivel de referencia adoptado por la norma SWEDAC que regula la exposición a 50 cm de una pantalla de visualización. Según diversos estudios científicos (H. Ramón y Cajal) a partir de 0,1 microTeslas (µT) ya existe riesgo biológico, especialmente para los fetos, con potenciales efectos teratógenos (abortivos). Como se ha publicado desde 1992 (Feychiting et Ahlbom), la exposición a un campo magnético de 3 mG (0,3 µT), puede incrementar el riesgo de patologías degenerativas (leucemia infantil y cáncer de cerebro), más del 250%, y a partir de 3 mG (0,3 µT) el riesgo aumenta más del 450%.

 

En la memoria presentada se asegura sin rubor que no existe ningún estudio científico que muestre relación alguna entre radiaciones electromagnéticas y enfermedades, cuando realmente estos estudios existen, aparte del citado (H. Ramón y Cajal), estarían entre otros los siguientes:

 

-La IARC (Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer) ha incluido los Campos Electromagnéticos de Baja Frecuencia (ELF) como posible cancerígeno, (categoría 2B), en sus listados.

 

-Estudios del Instituto Karolinska de Estocolmo advierten también de un aumento del riesgo de leucemias en niños/as.

 

-En el 2005, el estudio del Grupo de Investigación sobre Cáncer Infantil de la Universidad de Oxford, realizado sobre 29.081 niños/as con cáncer (incluidos 9.700 con leucemia) señala un aumento significativo del riesgo de cánceres con relación a la distancia de líneas eléctricas (que también generan campos electromagnéticos - CEM).

 

Aparte, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP),  en relación con los CEM de FEB (frecuencia extremadamente baja) señala que deben fomentarse estudios epidemiológicos en poblaciones expuestas por encima de 0’4 microteslas.

 

Sin olvidar, que pronunciamientos judiciales, como en junio de 2005 la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Castellón que obliga a la empresa Iberdrola la retirada de un transformador en la localidad de Burriana (Castellón), al considerar que existe un indicio razonable y significativo de que el nivel de exposición de campos electromagnéticos en las viviendas es un factor de riesgo de padecer cáncer y la admisión a tramite por la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid denuncia por contaminación electromagnética en Majadahonda (Madrid).

 

En una cuestión tan importante como es la SALUD PUBLICA, resulta preocupante que predominen los intereses privados de las grandes compañías eléctricas, que no olvidemos, están precisamente detrás de esos estudios que niegan que haya relación entre  exposición a radiaciones electromagnéticas CEM y enfermedad.

 

 

- Impacto de los  pasillos de  Alta Tensión:

 

Asociados a esta línea, aparecen otras líneas eléctricas de alta y media tensión con su correspondiente impacto. Hoy por hoy no hay distancias de seguridad, por eso hay que tener en cuenta informes como el Karolinska, que consideran que el pasillo de seguridad de una línea de Alta Tensión debe ser, al menos, de un metro por cada KV, o sea que con un tendido eléctrico de 110 KV, deberá excluirse la presencia humana en una franja de 110 m a cada lado de la línea de Alta Tensión, y en una de 400 kV, será de 400 m a ambos lados del eje.

 

La creación de pasillos de seguridad para las líneas eléctricas ha sido reclamada por el Defensor del Pueblo y es norma de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. Esta enorme franja de terreno deberá expropiarse, y acotarse con vallado, lo que implica un importante desembolso económico para las compañías eléctricas, que ahora se limitan a comprar o arrendar el cuadradito de 8x8 m donde se asienta cada torre eléctrica.

 

- Impacto en el paisaje:

 

 Los lugares propuestos de tránsito son emplazamiento rurales en su mayoría con un importante número de viviendas unifamiliares dispersas que gozan en la actualidad de un paisaje muy poco degradado, donde predominan las actividades agrarias y los suelos de especial protección que se verían seriamente afectados.

 

En la zona  estudiada afecta a varios espacios protegidos como son la Reserva Natural de la Cueva de las Caldas, así como el LIC del Rió Nalón y varios hábitat de interés comunitario que esta protegidos por la legislación europea  92/42/CEE,

 

- Impacto en la flora y fauna:

 

Además del estudio de  la afección a las especies protegidas como se reconocen en el caso de varias de flora, mamíferos y varias aves, es preciso conocer con mas detalle otra afección no despreciable son las colisiones con tendidos eléctricos. Este es uno de los problemas más graves de mortalidad para grandes aves, en  las proximidades del rió Nalón, hay grandes aves como garzas, ratoneros, milanos, gaviota patiamarilla,  cormorán grande y durante las migraciones gran cantidad de aves acuáticas, como cigüeñas y limícolas. El problema de de las colisiones es tan grave que el Gobierno aprobó el 22 de febrero de este año un real decreto (BOE del 5 de marzo) en el que indicar el compromiso de modificación de numerosos tendidos por su peligrosidad en áreas donde hay aves sensibles a las colisiones.

 

En la zona del trazado hay presencia de varias aves protegidas por lo que se precisa valorar el impacto que pueda suponer  para; Águila real, alimoche, azor y halcón peregrino declaradas todas de interés especial en el catalogo de fauna amenazada.

 

No se desarrolla el importante impacto en los incendios que suponen las líneas de alta. Hay que recordar que la propia fiscalía de Medio Ambiente de Asturias reconoce en su memoria 2006 (paginas 28 y 29) el impacto de las líneas en los incendios forestales de la región, que han significado la principal causa siniestros en cuanto superficie quemada forestal en el ultimo año.

 

- Impacto de la contaminación:

 

La propia REE reconoce en las páginas 64 y 65 de la memoria que a 25 metros de la línea el nivel de ruido será de 45 decibelios lo que supone el límite que marca la normativa, por lo que a distancias inferiores esta se va superar.

 

Hay que tener en cuenta el impacto en la producción de ozono en estas líneas,   cuando los científicos reconocen aumentos de 10 veces los valores habituales de ozono y otros contaminantes en la proximidad de las líneas de alta como esta. El "efecto corona" descargan electrones al aire circundante desde el cable conductor, que activa químicamente las moléculas de aire con lo cual se producen nuevos compuestos, como el  ozono y los óxidos de nitrógeno. Ambos elementos son culpables de afecciones respiratorias por su carácter irritante con efectos sobre las personas,  los animales y la flora. No podemos olvidar que en Asturias se superan los umbrales de óxidos de nitrógeno para la vegetación en toda la región y en muchas el valor límite para la salud según los datos de las estaciones de medida distribuidas en 21 lugares.

 

- Impacto de la acumulación de riesgos:

 

Hay previstos en la región numerosas nuevas líneas de alta tensión y 15 nuevas subestaciones eléctricas de alta tensión,  resulta evidente que REE no esta realizando un esfuerzo por disminuir el impacto del sistema eléctrico en la región que hoy por hoy tiene un pequeño nivel de fallos de distribución según las memorias de la empresa. 

 

-  Impacto del transporte de  la energía:

 

No  tiene sentido seguir  produciendo mas  energía en  regiones excedentarias como en Asturias con la combustión de combustibles con sus correspondientes impactos para llevarla a consumirse al eje Mediterráneo o Madrid, cuando  el propio sistema de distribución es responsable de perder el 20% de la energía producida, por la ineficiencia del transporte eléctrico a larga distancia, realidad incuestionable que debe plantear un debate en profundidad sobre el propio sistema energético nacional.

 

- Aceptación social del proyecto.

 

Es importante conocer el grado de aceptación del proyecto, al afectar a varios municipios asturianos que desconocen este proyecto y sus impactos asociados.

         

SOLICITA:

Se tengan en cuenta estas sugerencias y se exija un estudio de impacto ambiental riguroso y también un estudio que tiene que determinar también  la necesidad o no de esta nueva línea.                    

 

Fructuoso Pontigo Concha

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Artículos