La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Problemas ambientales

problemas ambientales de Asturias

Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Un riesgo para los vecinos de Villaviciosa en ruinas con uralita de fibrocemento

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha solicitado al Ayuntamiento de Villaviciosa y a la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias que exijan a la propiedad la retirada de la cubierta de uralita de una nave ruinosa ubicada en Villaviciosa entre las calles Doctor Pando y la Oliva, una antigua carpintería que lleva tiempo abandonada, propiedad de una constructora en la actualidad.

 

La nave esta en proceso de ruina, tiene la cubierta toda ella de uralita (fibrocemento) la mayoría de las placas están rotas con el riesgo que esto supone para los colindantes. Hay que recordar que el fibrocemento en cubiertas conocido como uralitas, tiene entre sus componentes amianto, que es una sustancia altamente peligrosa para la salud, estamos hablando de una nave que esta al lado y a la altura de las viviendas.

 

El riesgo para los vecinos de esta nave es que presenta la techumbre numerosas uralitas rotas en varias partes, lo que si supone un riesgo porque la descomposición de la uralita si que permite que las fibrillas de amianto se dispersen por el aire con el riesgo que supone esto para ellos al ventilar su vivienda.

 

En España se prohibió todo uso del amianto en 2001 por una orden del Ministerio de la Presidencia de 7 de diciembre. En ella se prohíbe el uso del amianto y sobre el instalado se dice que “seguirá estando permitido hasta su eliminación o el fin de su vida útil”. Esta vida útil debe entenderse hasta que no pueda perjudicar a la salud por su estado de deterioro o peligro de roturas.

 

En esto caso es evidente que supone un riesgo para los vecinos de Villaviciosa por la rotura de parte de las placas de fibrocemento.

 

El peligro principal, depende del estado de los productos con amianto. Si éste está deteriorado y roto como es el caso de techumbre de la nave es más peligroso. Los efectos sobre la salud, dependen de la cantidad de fibras inhalada, del tipo de amianto, y del tiempo de exposición, pero dado que a veces se producen las enfermedades descritas por exposiciones de muy poco tiempo, sobre todo por lo que respecta al mesotelioma, se considera que no hay dosis mínima segura. No hay amianto seguro, ni exposición sin riesgo.

 

Hay que recordar que no es aceptable tener al lado de casa un riesgo, cuando las Administraciones sanitarias advierto que lo primero que hay que recomendar es no tocarlo, no cortarlo, no hacer orificios con taladros de ningún tipo, no tratar de quitarlo por sí mismo y menos depositarlo en un vertedero no controlado, pues puede constituir hasta un delito. Tiene que ser un gestor autorizado el que retire esta cubierta y se lleve a un centro homologado para su encapsulamiento.

 

El amianto o asbesto es una forma que ciertos minerales tienen de cristalizar en la Naturaleza (silicatos de hierro, magnesio…). lo hacen en forma de fibras que tienen la facultad de fragmentarse en otras muy pequeñas que no se suelen ver (fibrillas). Tienen la propiedad de que son casi indestructibles. De ahí su uso extendido. Esas fibrillas son las que pululan por el aire, se introducen en los pulmones por inhalación, y si no son expulsadas de forma natural, pueden generar, con el tiempo, distintos tipos de enfermedades y, en muchos casos, la muerte de muchos seres vivos. Otras formas de acceso al organismo, menos frecuentes, son la ingestión o a través de la erosión de la piel.

 

La Coordinadora Ecoloxista lleva año reclamando al Gobierno de Asturias un inventario de lugares de riesgo o sensibles con amianto, un proceso continuo de su retirada y gestión como residuo peligroso sin demora, para evitar un riesgo para la salud una vez se deteriore el estado de los productos que lo contienen.

 

 

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Para más información tfno. 629892624 (Fruti)

 

 

Nave uralita

Artículos