La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Problemas ambientales

problemas ambientales de Asturias

Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Reclamamos que se deje de usar el peligroso cianuro en la planta de Orovalle en Belmonte (03/03/20)

NOTA DE PRENSA 

En el trámite de información publica hemos presentado alegaciones con motivo de la información pública de la Revisión de la Autorización Ambiental Integrada de la planta de tratamiento de mineral de Orovalle ubicada en la localidad de Boinás en el concejo de Belmonte de Miranda,

Desde la Coordinadora Ecoloxista venimos reclamando desde el inicio de esta planta que no usan ni cianuro ni derivados suyos en el proceso de lixiviado por sus riesgos, sin embargo, actualmente continúa el uso del cianuro con la consiguiente huella tóxica en todo el proceso y el riesgo de un accidente muy grave (como atestigua la historia de vertidos accidentales en las últimas décadas en instalaciones similares por todo el mundo). Existen alternativas para la extracción de oro empleando otros productos menos tóxicos. Por ello promovemos que se aproveche la oportunidad de la revisión para promover este cambio estableciéndolo como condición exigida para la renovación en el plazo más breve que técnicamente se pueda.

La planta de Belmonte ha tenido reiteradas sanciones por vertidos no autorizados al río Cauxa afluente del río Narcea en numerosas ocasiones. El peligro no son solo los compuestos cianurados sino igualmente las elevadas cantidades de arsénico, cadmio, cromo, cobre, manganeso, mercurio, níquel, plomo y zinc que se vierten, todos ellos altamente tóxicos y acumulativos. Las medidas propuestas por la empresa relativas al tratamiento de las aguas destinadas a su vertido resultan insuficientes. Para asegurar su cumplimiento, considerando el historial infractor de la explotación, la revisión debe estar condicionada a la instalación de una estación de análisis y registro de todos los parámetros físico-químicos oportunos analizables in situ, precintado para evitar su manipulación, en cada tubería usada para realizar los vertidos.

También nos preocupa la estabilidad e impermeabilización de las varias balsas de lodos cianurados que hay en la zona. Aunque el cianuro libre se descompone cuando está expuesto a la luz del sol, su empleo para la extracción de oro forma compuestos cianurados tóxicos como cianatos, tiocianatos y complejos cianometálicos que persisten décadas (con estimaciones de tiempo de toxicidad media de 75 años). Por tanto, el proceso de cianuración para la extracción de oro genera unos lodos contaminados con una vida muy larga de toxicidad, problema fuertemente agravado por estar hablando de miles de toneladas que amenazan la zona, con un riesgo alto de problema grave al medio ambiente y la salud humana en caso de vertido, accidente, filtración o rotura de balsa. Resulta sorprende, por no decir alarmante, que el documento presentado para la revisión hable de lodos descontaminados cuando no lo están cuando se llevan a la balsa de lodos, por lo que todo lo sustentado en el documento en base a esta idea errónea es incorrecto.

 

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Para más información tfno.. 629892624 (Fruti)

Artículos