La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Problemas ambientales

problemas ambientales de Asturias

Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon No a la mini central del Rio Mosa en Proaza (28/09/20)

NOTA DE PRENSA

 

Con motivo de la información pública sobre la solicitud de nueva concesión de aprovechamiento hidroeléctrico en el Río Mosa o Serandi, en el concejo de Proaza, hemos presentado alegaciones a dicho proyecto.

Creemos desde la Coordinadora Ecoloxista que es exagerado el pretendido aprovechamiento de 122 litros/segundo sobre una cuenca tan reducida y con unas características hidrológicas que hacen que una parte del año se quede con un caudal exiguo.

Hay que tener en cuenta además que este riachuelo desemboca en Río Trubia, que está declarado como Zona Especial de Conservación, y que ya está muy negativamente afectado por las alteraciones de caudal producidas por la presas para aprovechamiento hidroeléctrico de Las Ventas, en Proaza, y de Valdemurio, en Quirós, que provocan una reducción muy severa del caudal en determinados horarios. Estas alteraciones del caudal del Río Trubia tienen consecuencias negativas en sus frezaderos de truchas y salmones.

Un problema muy grave en la actualidad, que está poniendo en peligro la supervivencia de muchas poblaciones de especies migradoras, es el establecimiento de barreras en los cauces como consecuencia de las captaciones destinadas a los aprovechamientos hidroeléctricos. Las regulaciones de los caudales fluviales han supuesto un profundo desajuste en las relaciones entre los ecosistemas de ribera y el río.

La derivación de los caudales por azudes y presas es una práctica muy frecuente que produce un impacto de gran magnitud en las comunidades biológicas que conforman el ecosistema fluvial. Aquí se pretende desviar el caudal durante 850 metros con una presa de dos metros de altura.

Entre las especies que resultarían perjudicadas por estas obras destacarían las de los salmónidos, que sufrirían las consecuencias de la fragmentación de sus poblaciones, con la consiguiente pérdida de diversidad genética, y que podría poner en peligro la viabilidad de dichas poblaciones. Este impacto ya ha sido constatado en otras mini centrales tanto por disminución de la extensión y la calidad del hábitat, como por otro tipo de efectos más directos sobre su ciclo de vida, entre los que cabe destacar la imposibilidad de acceder a tramos altos del río, donde realizar la freza.

Por lo expuesto anteriormente esperamos que no se autorice la construcción de esta mini central.



 

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Para mas información tfno. 629892624

 
Artículos