La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
L M M J V S D
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Alegación a la Autorización Ambiental Integrada de la Cementera Tudela Veguín de Carreño

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

Con motivo del trámite de información publica de la Autorización Ambiental  Integrada  de la Cementera Tudela Veguín de Carreño, publicado en el BOPA del pasado 27 de junio de 2007.

             EXPONE:

No es admisible la presentación de una memoria no técnica que no contenga dato relevante alguno con el que se pueda valorar el impacto ambiental de la actividad.

·

Aire

 Se debería prever un estricto control de las emisiones gaseosas mediante la utilización de las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) y la garantía de cumplimiento de los límites establecidos en la legislación vigente. No podemos olvidar que se ubica en una comarca con muy mala calidad de aire, como lo demuestran las medidas de las Estaciones Automáticas del Principado de Gijón.

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

Con motivo del trámite de información publica de la Autorización Ambiental  Integrada  de la Cementera Tudela Veguín de Carreño, publicado en el BOPA del pasado 27 de junio de 2007.

             EXPONE:

No es admisible la presentación de una memoria no técnica que no contenga dato relevante alguno con el que se pueda valorar el impacto ambiental de la actividad.

·

Aire

 Se debería prever un estricto control de las emisiones gaseosas mediante la utilización de las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) y la garantía de cumplimiento de los límites establecidos en la legislación vigente. No podemos olvidar que se ubica en una comarca con muy mala calidad de aire, como lo demuestran las medidas de las Estaciones Automáticas del Principado de Gijón.

 

            Se deberá disponer de un almacenamiento seguro de materias primas, productos químicos y combustibles, conforme a las normas establecidas en el Real Decreto 379/2001.

 

Hay que recordar las cantidades que la empresa reconoce enviar a la atmósfera y que podrían superarse existiendo otros estudios contrastados:

 

·        

1.070 toneladas de S02

·        

2.800 toneladas de óxidos de nitrógeno

·        

167 toneladas de PM10

·        

1.080.000 toneladas de CO2

·        

Metales pesados.

 

Nos preocupan también las emisiones difusas del proceso, considerables al encontrarse muy cerca la cantera de Perlora desde donde se abastece a la factoría, generándose un tráfico continuo. Son frecuentes las quejas de los vecinos por este problema que afecta a sus viviendas.

 

El uso de algunos residuos como combustible, como es el caso de los neumáticos, no es aceptable por la contaminación generada, particularmente en el proceso del clinker. Considerando que Asturias produce al año unas 6.000 toneladas de neumáticos usados, sin embargo aquí se pretenden quemar 15.000 toneladas/año.

 

La combustión de los neumáticos genera productos contaminantes, algunos de ellos nocivos para la salud humana: xileno,  hollín,  benceno, fenoles, óxidos de plomo, tolueno. Se generarán emisiones importantes (desde una perspectiva de salud y medioambiental) de PAHs (hidrocarburos aromáticos policíclicos) y de benceno, con demostrados efectos cancerígenos y alteradores endocrinos. Éstos son elementos muy volátiles y difícilmente capturables con las técnicas de filtrado de gases disponibles. Dada su nocividad a bajas concentraciones, así como su facilidad para incorporarse dentro de los ciclos de nutrientes y suelos, representan un serio problema de salud pública.

 

Un segundo grupo de contaminantes emitidos están constituidos por las micropartículas y los óxidos de plomo y de zinc. Aunque son elementos poco volátiles pueden adquirir esta propiedad con la presencia de cloro en el horno, generándose cloruros de plomo y de zinc, residuos con presencia significativa en las emisiones. En el caso del plomo se demuestra como disruptor endocrino, por lo que dada su extrema ubicuidad en el medio podríamos hablar de que no existen límites seguros. Respecto del zinc, además de su afectación a la salud, consideramos el riesgo que comporta su presencia en procesos de combustión donde aparezca el cloro, debido a su función de catalizador en la generación de dioxinas.

 

Sorprende también el acuerdo con AZSA para usar jarofix en el proceso del clinker como una materia prima. Vulneraria el acuerdo de Autorización Ambiental de AZSA publicado en el BOPA del pasado 6 de junio de 2000, donde se dice en el punto décimo: “la transformación de jarosita en jarofix no debe considerarse una solución definitiva; es decir, AZSA continuará investigando (o participando en investigaciones) para encontrar soluciones alternativas mejores a fin de disminuir la producción de residuos y ahorrar materias primas (cal y cemento) y energía (transporte), o conseguir un residuo aprovechable para otros usos”. Lo que se propone no es reducir el residuo sino hacerlo desaparecer en el clinker, sin que tengamos el conocimiento de que la carga contaminante del jarofix se escape del proceso produciendo la contaminación del entorno.

 

Sorprende el uso de las barreduras de mineral de hierro como otra materia prima, cuando existe una planta en Solís en Corvera de Aglomeración de Subproductos Siderúrgicos  para volver a incluirlas en el proceso de Arcelor. Un destino mucho más razonable para estos residuos.

Como en el informe no técnico no se facilitan datos de emisiones no podemos valorar el grado de cumplimiento de estas de acuerdo a la autorización concedida y a las propuestas en los resúmenes de MDTs.

 

·        

Agua

 

Sería preciso medidas para minimizar los actuales consumos de agua que ascienden a 370.000 m3.

 

Las aguas pluviales se dice que son vertidas, sin concretarse si antes son tratadas o si son conducidas a las balsas de decantación existentes. Y tampoco se conoce donde son vertidas.

 

·        

Residuos

 

A esta instalación industrial es de aplicación la Ley 10/1998, de 21 de abril, de residuos, en cuanto a que la actividad es productora de residuos peligrosos. Es preocupante la utilización en el proceso de residuos tóxicos que contribuirán al aumento de emisiones de metales pesados y otros contaminantes peligrosos.

 

Hay que recordar lo indicado en la pagina 69 en la Guía de las Mejores Técnicas Disponibles en España de Fabricación de Cemento: “El empleo de residuos aptos para reducir las materias primas reduce el consumo de recursos naturales, pero es conveniente hacerlo bajo un control adecuado de las sustancias que se introducen en el horno”.

 

·        

Ruido

 

Se deberían amortiguar los niveles de emisión de ruidos para ajustarse a los criterios del Decreto 99/85 y a los límites previstos en la normativa. Se debería observar lo dispuesto por el actual marco legal, donde se prevé un máximo de 45 decibelios en horario nocturno y 55 decibelios en horario diurno, en cumplimiento de los límites por el que se aprueban las Normas sobre condiciones técnicas de los proyectos de aislamiento acústico y de vibraciones.

 

No se facilitan los datos de los niveles sonoros en el informe no técnico, referidos al exterior, a pesar de tener en la proximidad numerosas viviendas.

 

·        

Energía

 

Se deberían emplear métodos para minimizar el elevado consumo energético del complejo, favoreciendo aislamientos y optimizando la integración energética del proceso.

 

No aceptamos el uso de residuos como alternativa a los actuales combustibles. La valorización energética de algunos residuos no representa una alternativa debido a su elevada contaminación.

 

 

Aunque la Autorización Ambiental Integrada, objeto de la presente resolución, tendrá vigencia de ocho años, según lo especificado en el artículo 25 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, consideramos que la Administración debería reservarse la posibilidad de modificar de oficio las condiciones de ésta si algunas de las medidas anteriormente propuestas no se llevasen a cabo o si durante el seguimiento y vigilancia ambiental continuo se cometen irregularidades o incumplimientos ambientales.

 

SOLICITA:

 

Se exija a la empresa la presentación de una nueva memoria no técnica que incorpore nuevos datos que ahora no aparecen, con el fin de conocer de la forma más precisa posible el impacto real de esta actividad industrial y así facilitar la necesaria información ciudadana dentro del periodo de consultas correspondiente, imprescindible como paso previo a la resolución de la Autorización Ambiental.

 

Que no se admita el uso de algunos residuos como materia prima, según hemos indicado, por los riesgos asociados que conlleva.

 
Fructuoso Pontigo Concha

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Artículos