La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Otro nuevo vertido en el río Barayo (30/10/17)

NOTA DE PRENSA

La Coordinadora Ecologista d’Asturies ha denunciado ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y  ante la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias que investigue  los vertidos   producidos ayer domingo en la localidad de Boronas de la parroquia de Otura en el concejo de Valdés en la cuenca del río Barayo tal como se pudo ver y oler aguas abajo con abundante nata y espumas  en el río que llegaron hasta la desembocadura en la Reserva Natural Parcial, en un cauce con escaso caudal, lo que aumenta los daños.

Estas prácticas ilegales ponen en peligro la calidad de las aguas que se usan para el abastecimiento y para regar cultivos, con los riesgos que supone esta contaminación.

Hay que recordar que estamos hablando de un hecho que ya hemos denunciado en otras ocasiones, por lo que se trata de un caso de reincidencia, siempre de fin de semana, para dificultar los pillen haciendo los vertidos.

En el río de Barayo se producen de forma habitual numerosos vertidos de fosa sépticas y purines con el consiguiente impacto ambiental, tal como hemos denunciado en varias ocasiones. Hay que recordar que ya la Directiva del Consejo 91/676/CEE, de 12 de diciembre de 1991, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos utilizados en la agricultura, establece la obligación de los Estados miembros de identificar las aguas que se hallen afectadas por nitratos de esa procedencia, designando, en su caso, como zonas vulnerables a aquellas superficies cuya escorrentía dé lugar a dicha afección. A pesar de ello en Asturias la Consejeria de Fomento no designo sorprendentemente ninguna zona vulnerable, pero eso no impide que haya zonas como están muy afectadas por los vertidos continuos de purines.

En la zona rural asturiana hay un considerable retraso en la obligación de disponer de redes de  saneamiento de las aguas residuales que deben ser tratadas en depuradoras recogidas en la Directiva de Aguas, que es de obligado cumplimiento para todas las poblaciones desde 2008. Desgraciadamente son muy frecuentes las fosas sépticas pero estas fosas para no tener impactos en sus vertidos precisan un continuo mantenimiento de los sedimentos y de los procesos biológicos de fermentación que se dan, mantenimiento que no se hacen en muchas ocasiones, optan por vertidos como los acontecidos ayer al río Barayo con su consiguiente impacto ambiental.

Esperemos que estos graves hechos que ya pudo comprobar ayer el Seprona sean perseguidos y se haga pagar a los responsables por los daños producidos.

 

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Tfno. 629892624 (Fruti)

Artículos