La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Problemas ambientales

problemas ambientales de Asturias

Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Manifiesto del Día del Medio Ambiente 2013

Manifiesto Día del Medio Ambiente

Rodiles, 8 de Junio de 2013

 

De nuevo, hoy, los grupos ecologistas y otras organizaciones sociales asturianas salimos a la calle a celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente con una jornada de reivindicación, denuncia y llamada de atención sobre los diferentes problemas ambientales que el sistema capitalista genera con su modo de producción y consumo. En estos últimos años, con la excusa de la crisis económica, la mayoría de los gobiernos, cediendo al chantaje de los mercados financieros, están promoviendo políticas que atentan cada vez más contra la defensa del medioambiente y los derechos de las personas: se prorroga la vida de las centrales nucleares aún sin ser necesarias cómo podemos constatar en los últimos tiempos en que tres de ellas, que representan casi la mitad de la potencia nuclear instalada, están paradas sin que eso repercuta en el suministro; se modifica la Ley de Costas desprotegiendo el dominio público marítimo; se eliminan los apoyos a las energías renovables; se persevera en el impulso de las grandes infraestructuras con consecuencias indeseables para el territorio; se recorta el derecho a una sanidad universal, a una educación pública de calidad, y el derecho de las mujeres a decidir sobre nuestros (sus) cuerpos. Bajo el pretexto de la necesidad de crear puestos de trabajo se continúa en la misma dinámica que nos llevó a la crisis. A la especulación inmobiliaria y la construcción de infraestructuras sin utilidad ninguna, pero con elevados impactos ambientales, se añaden ahora megaproyectos del tipo Eurovegas.

 

Desde el último encuentro en el pasado mes de junio han sido muchos los motivos de protesta en Asturias: la contaminación de la ría de Villaviciosa por aguas fecales que está impidiendo la recogida de marisco en el estuario; la regasificadora, construida por intereses políticos espúrios para hacer negocios y obtener beneficios a costa de los bienes y los recursos públicos, es una infraestructura innecesaria, como hoy reconocen dando la razón a las organizaciones ecologistas que desde el inicio lo venimos denunciando; la incineradora; las líneas de alta tensión; el AVE, con la absurda e irreflexiva polémica de su continuación hasta Gijón; las matanzas de lobos, la mina de oro de Salave y un largo etc; posiblemente esta última junto con el motivo que nos trae hoy aquí sean, también, dos casos más de especulación financiera.

 

Hoy venimos a decir NO a la Fractura hidráulica o Fracking que es la técnica utilizada para extraer los hidrocarburos no convencionales y la razón fundamental de nuestra oposición es que no debemos seguir extrayendo combustibles fósiles para quemarlos porque es esta la principal causa del Cambio Climático; si no debemos quemar todos los hidrocarburos convencionales que hoy forman parte de las reservas, mucho menos debemos hacerlo con los no convencionales porque al problema de las emisiones de gases de efecto invernadero se suman otros muchos, específicos de la técnica de extracción.

 

Para las organizaciones asturianas abajo firmantes, la utilización en Asturies y en cualquier parte del mundo, de técnicas de fractura hidráulica para la obtención de petróleo y gas de esquisto, así como del metano procedente de yacimientos de carbón, constituyen graves motivos de preocupación, debido en particular a sus repercusiones en las siguientes esferas:

 

  • Clima: cada vez está más claro que el uso de hidrocarburos no convencionales aumentará las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a los hidrocarburos convencionales, entre otros motivos porque la cantidad de energía necesaria para su extracción es mayor, al estar más profundos los yacimientos y encontrarse en rocas menos permeables y porosas.

  • Energía: la explotación de gases no convencionales socava las iniciativas a favor del ahorro energético, la transición hacia energías renovables y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

  • Contaminación del agua: la fractura hidráulica conlleva el riesgo, en muchos casos, de contaminar las aguas superficiales y subterráneas con las sustancias químicas tóxicas utilizadas en los fluidos de fracturación, con metano o incluso con materiales radiactivos que se encuentran de forma natural en el subsuelo.

  • Consumo de agua: la fractura hidráulica utiliza grandes cantidades de agua dulce, gran parte de la cual resulta contaminada, irrecuperable, o ambas cosas; este proceso creará importantes presiones sociales y ambientales al menos a nivel local y regional, y en particular en las regiones que sufren escasez de agua.

  • Contaminación atmosférica: la prospección de gas no convencional y las operaciones conexas producen contaminantes atmosféricos, incluidas partículas, precursores de ozono troposférico, y metano.

  • Uso de la tierra: la fractura hidráulica requiere ocupar grandes extensiones de territorio por lo que altera el paisaje y afecta a las zonas rurales y a los espacios protegidos.

  • Actividad sísmica: la fractura hidráulica aumenta los riesgos de microsismos lo que a su vez incrementa el riesgo de daños a los pozos y de fugas procedentes de los mismos.

  • Repercusiones socioeconómicas: la fractura hidráulica puede provocar ciclos de “expansión y recesión” en las economías locales en detrimento de otras economías más sostenibles.

 

Por todos estos motivos instamos al Consejo de Gobierno del Principado de Asturias a cumplir con la proposición no de ley, aprobada por el Pleno de la Junta General, sobre promoción de una normativa responsable y coherente con el principio de precaución en las decisiones relativas a la extracción de recursos, y de oposición a la extracción de hidrocarburos por fractura hidráulica; también reclamamos que se proceda a suspender todas las actividades en curso, a derogar los permisos y a prohibir todos los proyectos nuevos de exploración, investigación y explotación.

 

Frente a las políticas de la “troika” y de los gobiernos que las ejecutan, que siguen apuntando en la dirección única del beneficio empresarial y del crecimiento ilimitado, la única solución viable pasa por reconocer que el capitalismo ha fracasado y reconvertir el sistema productivo y, en particular el modelo energético, hacia otro modelo sostenible en el que no se sigan quemando combustibles fósiles (bien sean convencionales o no) y se fomenten las energías renovables, en una transición ineludible y difícil, que se puede hacer imposible si no nos apresuramos en su comienzo.

 

Y para finalizar, como decían hace unos días una multitud de mujeres en Madrid:

 

FRENTE AL MUNDO ACTUAL QUE SE RESISTE A MORIR DEBEMOS PARIR UN MUNDO NUEVO.

 

 

 

 

Grupos que apoyan:

 

ANA, Asociación Ambiental Ecos Astures, Asociación de Vecinos de El Remedio, Asociación Verdes Asturianos, Colectivo Ecologista de Avilés, Consejo Local de Solidaridad de Siero, Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, Ecoloxistes n’Aición d'Asturies, Ereba - Ecología y Patrimonio, Foro Cívico de Medio Ambiente de Mieres, Plataforma Antifracking de Asturies, Salternavia, SOS Cuideiru, ULEX.

 

 

 

 

Artículos