La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Les solicitamos volver a acotar los montes quemados (25/04/17)

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, con domicilio a efecto de notificaciones postales en la calle Padre Teral nº 26 - Q de Villalegre, en Avilés y con el correo electrónico correo@coordinadoraecoloxista.org, entidad inscrita en el registro de Asociaciones del Principado de Asturias con el nº 11760 sección primera con CIF - G33247891 y, en su representación Fructuoso Pontigo Concha, con DNI 11.393.200N

 

EXPONE:

 

El pasado 24 de marzo se modificaba en la Junta General del Principado de Asturias la Ley 3/2004, de 23 de noviembre, de Montes y Ordenación Forestal del Principado de Asturias, en el sentido de no acotar al pastoreo las zonas incendiadas al tiempo que se levantaban todos los acotamientos existentes hasta ese momento.

 

Desde el momento que se produjo esa modificación, e incluso desde el momento mismo que se anunció a bombo y platillo a través de los medios de comunicación la modificación legal, se empezó a desatar una oleada de incendios sin precedentes en nuestra región. Se calcula que a día de hoy pueden ir cerca de un millar de siniestros y miles de hectáreas calcinadas en tan corto espacio de tiempo.

 

Fuimos varias las personas, los técnicos, los expertos, los profesionales, las organizaciones y los grupos que en su momento  advertimos en sede parlamentaria, cuando las comparecencias de la Ley, que una modificación de ese calado iba traer como consecuencia un aumento de los incendios. Por desgracia el tiempo no ha tardado demasiado en darnos la razón.

 

Si a esto le añadimos el riesgo de que las zonas quemadas y no regeneradas sean excluidas de la superficie de pastos por la que nuestros ganaderos reciben ayudas de la PAC, tal y como ha trasladado hace unos días el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), dependiente de la Unión Europea, a la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales. Los partidos políticos asturianos con representación en la Junta General del Principado de Asturias deberían hacer ahora análisis de la situación generada.

 

Por ese motivo nos dirigimos a todos Ustedes, a todos los grupos de la Cámara, instándoles a rectificar. Se han equivocado, no pasa nada. Rectificar es de sabios. Lo verdaderamente grave y preocupante sería persistir en el error. Por tanto, les rogamos que a la mayor brevedad posible inicien los trámites parlamentarios necesarios para revertir la Ley a la situación anterior y que se vuelvan acotar las zonas incendiadas. Cada día y cada semana que pase sin hacerlo las consecuencias serán  cada vez  más graves. Cada vez que existan condiciones meteorológicas favorables Asturias se convertirá en una antorcha. No nos lo podemos permitir. Se debe volver a cambiar la Ley, además por el trámite de urgencia. La ciudadanía asturiana nos lo exige, tiene derecho a que se protejan sus montes con las herramientas legislativas adecuadas.

 

Paralelamente a esta remodificación legal pedimos que se alcance un consenso entre todos los partidos políticos para impulsar medidas de apoyo a la regeneración y creación de pastos a través de desbroces, pastizales, simplificación de trámites para quemas controladas, etcétera. Además estas medidas deberán ser implantadas a través del consenso y el diálogo con la población local y con el sector agroganadero, buscando su participación, implicación y complicidad, pero sabiendo después  que  lo que se queme fuera de estos programas quedará, con carácter general, automáticamente vedado al pastoreo.

 

Esperando de ustedes una respuesta a esta solicitud, les saluda atentamente

 

 

 

Fructuoso Pontigo en representación de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Artículos