La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
«  
  »
L M M J V S D
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon El Principado esconde la gravedad de la contaminación del cancerigeno benceno en Oviedo (04/07/17)

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado alegaciones con motivo del trámite de consultas pública del Plan acción corto plazo de reducción del benceno en Trubia, que es el sitio mas contaminado de España.

El benceno es un hidrocarburo aromático que se incluye entre los denominados compuestos orgánicos volátiles (COV). La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha determinado que el benceno es un carcinógeno para los humanos, y puede causar varias formas de cáncer debido a una exposición prolongada como la que vienen padeciendo los vecinos del entorno de Trubia hasta varios kilómetros alrededor.

Hay que recordar que el valor de referencia anual para el benceno está en las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1,7 µg/m3 de media anual,  y en la tolerante  normativa española a 5 µg/m3  de media anual para este peligroso contaminante

Desde hace ya muchos años  la Coordinadora Ecoloxista venía denunciando la contaminación de Trubia reclamando que la colocación de un medidor de benceno como así solicitó con motivo de las alegaciones a la autorización ambiental integrada de Química del Nalón en adelante IQN y de Industrias Doy en el 2008, medidor que el Principado ni puso ni exigió a la empresas, a pesar de que ellas reconocían emisiones importantes de benceno y otros contaminantes en sus procesos.

Nos sorprende que a pesar de la gravedad de la situación que el Principado conoce desde hace años, haya tardado tantos en desarrollar un plan de acción de mejora de calidad del aire de la zona. Ya en el año 2003 tuvo una estación portátil en Trubia, la volvió a tener en 2012 marcando una elevada contaminación de benceno y partículas.

 

Sorprende que durante los meses de febrero y marzo de 2017, la campaña de medida realizada con captadores pasivos, de 7 días de duración cada una, se vea como hay lugares de Trubia con una contaminación de benceno mucho más elevada que la que mide la actual estación. Mientas en la estación de la Piscinas marcaba 12 ug/m3,  los 3  equipos  en el entorno marcaban 20, 23 y 49ug/m3 durante la campaña de medición, lo que la idea de la gravedad de la situación, ya que estamos hablando de multiplicar los valores medidos por la estación. Por lo que hemos pedido se ponga una segunda estación en la localidad.

En cuanto a la zona afectada por la contaminación, no deja de sorprendernos que se pretenda limitar solamente a los núcleos de Trubia, La Quintana, La Riera, Udrión, La Barquera, Godos y Soto. Ya resulta extraño que la contaminación del benceno solo llegue a estos núcleos según el Principado cuando hay muchos más que vienen denunciando los fuertes olores que sufren. Un dato real que comprobamos y ya denunciamos aquí es que en muchas ocasiones los picos de benceno que se miden en Trubia se miden también en la estación de la Guardería de Ventanielles que está a 14 km, por lo que extraña que solo se tengan en cuenta 3 kilómetros alrededor de Trubia.

 

También es sorprendente que el Principado reconozca que en la autorización ambiental de las empresas se les permitió un límite establecido para las emisiones difusas del benceno de 108,3 μg/m3, lo que supone superar en 21 veces el valor recogido en la tolerante normativa, demostrando  la falta de rigor de la autorización ambiental facilitada, a la que la Coordinadora Ecoloxista presentó alegaciones en su momento.

 

 Si bien el benceno es el mayor problema ambiental de Oviedo, no es el único que padecen en la localidad de Trubia y su entorno. Pedimos que las empresas del entorno hagan un esfuerzo para disminuir los problemas ambientales con partículas y olores contaminantes que sufren los vecinos.

 

Esperemos que el Principado empiece a realizar su labor y busque soluciones a los problemas ambientales y no los esconda como nos tiene aconstumbrados.

 

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Para más información, tfnos. 696619789 (Manuel) y 629892624 (Fruti)

 

 

Artículos