La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
L M M J V S D
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon A Europa le preocupan los dragados en los rios asturianos

La Comisión Europea nos ha trasladado que admite a trámite nuestra denuncia por los daños ambientales producidos por los dragados en  varios ríos asturianos por parte de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico produciendo graves daños a ecosistemas y especies protegidas en Europa.

 

La Confederación después de muchos años, volvió a  realizar unos desproporcionados dragados y cambios de cauces, así como la tala de vegetación, costumbre que equivocadamente creíamos erradicada, dados los evidentes daños y destrozos medioambientales que eso supone y los nulos beneficios de control de avenidas a medio y largo plazo que generan estas acciones, en vista de experiencias similares en otros lugares de Asturias.

 

Se  realizaron obras de dragado desde octubre en numerosos ríos asturianos (Narcea, Nalón, Esva, Sella, Gueña) que están suponiendo en algunos casos la tala de parte del bosque de ribera de estos tramos en estos cauces.

 

PostHeaderIcon La Confederación Hidrografica destroza el río Nalón en Pravia

La Coordinadora Ecoloxista d´Asturies ha presentado  denuncias ante la  Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos  del Principado por las actuaciones  de dragado del cauce del río Nalón que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico está realizando en esa cuenca en las vegas de Luerces y Repollés en Pravia.

Este organismo publico está realizando unos desproporcionados dragados, costumbre que equivocadamente creíamos erradicada, dados los evidentes daños y destrozos medioambientales que eso supone y los nulos beneficios de control de avenidas a medio y largo plazo que generan estas acciones, en vista de experiencias similares en otros lugares de Asturias.
 

Además de los dragados del cauce, se está eliminando el bosque de ribera. La vegetación de ribera es de importancia vital para la supervivencia de numerosas especies de aves, mamíferos y anfibios, muchos de estos estrictamente protegidos dada su catalogación a nivel regional y nacional. Destacamos a la nutria o a la rana común, como ejemplos más significativos y claros cuyo hábitat están siendo destrozados en estos momentos por estas actuaciones.
 

Resulta cuando menos chocante que estas obras estén siendo realizadas por un organismo que forma parte del Ministerio a Agricultura,  Alimentación y Medio Ambiente y que por tanto debería de velar por la protección del ecosistema fluvial y no realizar obras que parecen encaminadas únicamente a afectarlo de una manera tan perniciosa.
 

PostHeaderIcon Tala de árboles en el arroyo de la Peñuca en Tiroco

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico nos ha comunicado que han abierto expediente sancionador a Maderas Siero a traves de la Comisaría de Aguas tras comprobar nuestra denuncia de la tala de árboles en zona de policía en la margen izquierda del arroyo de la Peñuca en Tiroco en el Concejo de Siero.

 

Hay que recordar que la empresa fue denunciada por talar árboles sin contar la autorización perceptiva del organismo de cuenca en la Tejera en Tiroco el pasado septiembre, además la Coordinadora también presento denuncia ante el Principado por la tala de árboles a matarrasa para los que carecía de permisos.

 

Entendemos que una corta realizada a matarrasa, y sin respetar el cauce de los arroyos, sin respetar ningún árbol y arbusto presentes en los citados cauces, habiéndose apeado alisos, sauces, abedules y avellanos de diferentes portes, no puede estar autorizada, al menos con unas condiciones tan poco restrictivas. Además de dicha vegetación de ribera se ha cortado el resto de la vegetación arbórea presente en el monte situada a diferentes distancias de dichas corrientes de agua.

Artículos