La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, creada en 1987, es una de las asociaciones ecologistas con mayor trayectoria y más activas de Asturias. Se organiza mediante asambleas abiertas y periódicas, y se financia exclusivamente a través de donativos. A iniciativa propia o en colaboración con otras asociaciones y personas intenta aportar soluciones a los problemas ambientales de Asturias.

Colabora

colaboración información contacto de la coordinadora

Contacto

información contacto de la coordinadora

Suscripción RSS     participa con la coordinadora en facebook

Calendario de eventos ambientales
«  
  »
L M M J V S D
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 
Añadir a calendario
Documentos

Biblioteca virtual de documentos

Inicio de sesión
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

PostHeaderIcon Charla “10 años del Plan de Gestión del lobo en Asturias”

El miércoles 5 de diciembre de 2012 tuvo lugar la charla-coloquio “10 años del plan de gestión del lobo en Asturias” a cargo de Alberto Fernandez Gil, Vocal del Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo del Principado de Asturias. A continuación se presenta un resumen de la charla y la presentación usada.

 


 

Tras 10 años desde la aprobación del Plan de Gestión en el Principado de Asturias (Decreto 155/2002) cuyo objetivo es la conservación de la especie, manteniendo un nivel poblacional que garantice su viabilidad presente y futura y que resulte compatible con el adecuado desarrollo de las explotaciones agrarias y la deseada aceptación social en el medio rural asturiano, las entidades ambientales representadas en el Comité Consultivo de dicho Plan podemos valorar el grado de cumplimiento en cuanto al objetivo y la aplicación de dicho Plan.

La población de lobo (periodo 2003-2011) muestra una tendencia estable o ligeramente decreciente, en torno a una media de 30 grupos seguros en territorio asturiano en ese periodo. La mortalidad anual se sitúa en unos 30 ejemplares al año, de los cuales 15 ejemplares al año han sido abatidos en operaciones de control por la administración (máximo 23, mínimo 6 cada año), sin tendencia aparente. Sin embargo, la tendencia en los expedientes positivos es creciente, sobre todo debido al aumento de expedientes en ganado equino, muy llamativa sobre todo desde 2007-2008 y que explica casi todo el incremento. Este tipo de ganado es sometido a un manejo ineficiente (y muy ligado a incendios crónicos) y hay evidencias de abuso y fraude en las solicitudes de expedientes de daños: en 2009 tan solo 14 ganaderos acumularon 507 expedientes de daños. El número de reses afectadas por daños ha sido siempre inferior al 1% y el coste para la administración pública supone menos del 1% de los subsidios recibidos por el sector. Las explotaciones afectadas cada año son el 5% de las presentes en el área de la especie.

La conflictividad social ha sido muy elevada ya desde el principio de la aplicación del Plan, sobre todo asociada al área de Picos de Europa y Cuera, a pesar de que es una de las zonas con menos daños de toda Asturias. Ya en 2006 la Consejería aprobó un plan especial de erradicación de lobos en el Cuera que se extiende de hecho a otras zonas de Asturias desde 2009 al establecerse “áreas sin gestión” que son de hecho zonas de exclusión de la especie, una medida que no está contemplada en el Plan vigente.

La aprobación del programa anual de actuaciones para 2012-2013 supone un salto cualitativo en la penosa gestión de la especia al contemplar para un ejercicio de un año la extracción de 66 ejemplares en las zonas de gestión más cuatro camadas y todos los ejemplares presentes en las zonas sin gestión. Esta aplicación puede llevar al virtual colapso de la población de lobos en Asturias en el próximo año, y supone multiplicar por cuatro las previsiones de extracción de los primeros años, extracciones con las que la población se ha mantenido estable o ha decrecido.

A la conflictividad actual ha contribuido sensiblemente la gestión realizada en el PN de Picos que establece controles de población dentro del espacio protegido, una medida sin precedentes en un parque nacional. Los controles de población de grandes carnívoros no están justificados con criterios científicos, pero que son utilizados por los gestores del Parque para ejecutar los controles. Los medios de comunicación parecen contribuir llamativamente a amplificar un conflicto que poco tiene que ver con la supuesta afección de la especie al sector ganadero.

 

Alberto Fernández (ASCEL)

Vocal entidades conservacionistas en comité consultivo plan de gestión del lobo en Asturias

 

OVIEDO_10 años plan Asturias_AFG_2012.pdf

 

Artículos